La reflexología podal tailandesa ayuda a equilibrar las funciones del organismo, además de relajar profundamente cuerpo y mente. Es un arte y técnica ancestral que ha evolucionado a lo largo del tiempo.

Según cuenta la leyenda, su origen se remonta al Japón feudal, donde los samuráis practicaban esta terapia tras la batalla, para relajar la mente . Fue entonces cuando una emperatriz se dio cuenta de los beneficios de esta técnica para mantener un cutis perfecto, llevándolo a palacio y siendo desde entonces uso exclusivo de la realeza.

La limpieza iónica juega un papel muy importante en la correcta eliminación de las toxinas del cuerpo, ya que el efecto del campo electromagnético generado en el agua sobre los puntos reflejos que existen en la planta de los pies o en la palma de las manos, genera un estímulo que se propaga a los diferentes órganos.

Cerrar menú